Quiere raquetbolista Montserrat Mejía brillar en Juegos Panamericanos

13

Luego de lograr la clasificación a sus primeros Juegos Panamericanos y conquistar el primer lugar en el Campeonato Nacional Selectivo de Raquetbol, Montserrat Mejía de la Torre se encuentra concentrada y motivada para enfrentar un nuevo reto deportivo con la selección mayor.

“Son mis primeros Juegos Panamericanos y la primera vez que estoy con selección mayor; el ganar es lo que me motiva, porque calificar a Lima era algo que en verdad quería”, comentó la joven de 19 años de edad.

La representante del estado de Nuevo León, aseguró que sus objetivos del 2019 son ganar los torneos que disputará en Bolivia y Colombia, así como colgarse una medalla panamericana en la modalidad de singles.

“Ganar el torneo de Bolivia, la Copa Panamericana y por supuesto una medalla en los Juegos Panamericanos, quiero ganarlos, mantenerme en buen nivel y lograr ser número uno, no será fácil, pero espero lograrlo”, afirmó.

Para cumplir con sus metas, Montserrat Mejía entrena a doble sesión en el Centro de Alto Rendimiento (CARE), en Monterrey, Nuevo León, que combina con sus estudios de tercer semestre de Odontología en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Mejía de la Torre comentó que su amor por el raquetbol inició a la edad de cinco años, cuando acompañaba a los entrenamientos a su hermano Gilberto Mejía, campeón panamericano, centroamericano y mundial, quien dijo, es su motivación y ejemplo a seguir.

“Todo inició cuando mi hermano jugaba raquet, yo quería jugar, pero tenía cinco años y no me dejaba hasta que tuviera seis, pero yo ya quería jugar. Él me fue llevando poco a poco y me fui enamorando cada vez más de este deporte, es mi ejemplo a seguir”, relató.

La seleccionada tricolor se ha consagrado campeona nacional juvenil durante ocho años consecutivos (2010-2018), además de obtener en cuatro ocasiones la Copa Panamericana (2014-2017) y, el más reciente, el título del Campeonato Nacional Selectivo.

Reconoció que su madurez ha sido parte fundamental de su crecimiento como deportista profesional, ya que por momentos no lograba controlar sus emociones en los partidos importantes.

“Lo tomo con madurez, porque en nacionales anteriores, que jugaba contra las grandes o que sabía que eran buenas, sí me frustraba, me enojaba, entonces, parte de eso tenía mucho que ver con mi preparación”, detalló la estudiante de la UANL.

Sobre su participación en el Selectivo Nacional, donde se enfrentó en la final a la número uno del ranking mundial Paola Longoria, a quien venció por parciales de 15-8 y 15-14, Montserrat dijo que lo compitió con confianza.

“En el juego contra Paola dije, “no tienes nada que perder, estás en la selección y puedes ganarle”, y la verdad me sentí muy contenta por obtener el triunfo; mis juegos fueron un poco difíciles ya que me tocó contra Nancy Enríquez, con quien perdí en el selectivo pasado; luego, en la semifinal, me tocó Samantha Salas, en este juego estaba nerviosa porque era el pase a Juegos Panamericanos entonces, sí sentí un poco de presión. Pude dominar el encuentro y ya que me sentí mejor, lo disfruté”, dijo.

Los siguientes compromisos de la joven promesa del raquetbol son: el Grand Slam en Bolivia, del 26 al 31 de marzo; posteriormente, viajará a Barranquilla, Colombia, para la Copa Panamericana y cerrará con un nacional en San Luis Potosí, en el mes de junio, competencia de carácter obligatorio para asistir a los Juegos Panamericanos Lima 2019.

Deja un comentario