Priista y perredista dieron 6.5 millones de votos a AMLO

18

En el triunfo de Andrés Manuel López Obrador no fue producto solo del hartazgo de la ciudadanía, sino  también el enojo al interior del PRI y hasta el PRD que aportaron unos 6.5 millones de votos para hacerlo Presidente.

Los números que registran esos partidos revelan que al menos unos cinco a seis  millones y medio votaron por López Obrador.

Es decir, fue un voto cruzado que decidieron sus candidatos al Congreso pero no por el presidencial, Ricardo Anaya y José Antonio Meade.

Para nadie es secreto que se registraría un voto de castigo de priistas y hasta perredistas con alguno que otro panista inconformes con la designación de sus candidatos a la Presidencia de México. Un ¡ya basta! prácticamente  fue el grito de los inconformes que no quisieron escuchar más a sus dirigencias.

Dicen los que saben que la cifra de cinco millones incluso puede ser inferior a la inconformidad que generó la imposición de candidatos, no solo del presidencial,  sino de otras posiciones que llevó a los inconformes migrar a Morena y llevarse los votos de sus seguidores.

El balance incluso de la cargada a López Obrador puso en riesgo el registro del propio PRD, en la lona mando a Encuentro Social y Nueva Alianza. Ellos están con un pie fuera.

Uno de los ejemplos palpables de la inconformidad, pero que no emigró a otro partido, es la negativa por segunda vez  de Los Pinos y la dirigencia del PRI a Jorge Carlos Ramírez Marín que al ser candidato natural al gobierno de Yucatán, simplemente lo batearon a caprichos de la ex gobernadora Ivonne Ortega que impuso su candidato a cambio de dejar la aspiración presidencial.

Jorge Carlos Ramírez Marín fue el único que logró el triunfo de los priistas como candidato de la fórmula al Senado de la República, mientras que el gallo a gobernador, simplemente perdió. Se ungió el PAN con el ex alcalde de la blanca Mérida, Mauricio Vila.

Como dato de los caprichos que acusan salieron de Los Pinos, le costó al PRI  dejar la mayoría en el Congreso  para pasar en la próxima legislatura a un deshonroso quinto lugar.

El desastre que dejo un rompecabezas en la sede nacional, no hay gallo priista que se atreva a recomponer y lo que ayer corrió como reguero de pólvora es que  para marzo, mes que Luis Donaldo Colosio  sentó la frase de ver un México con hambre y sed de justicia, buscaran  para anunciar el cambio de nombre. Es decir no se llamara más PRI. A ver si es cierto.

EL CARNAL MARCELO se estrenará el viernes en su primer encuentro como  inminente Secretario de Relaciones Exteriores al organizar la reunión  de su jefe López Obrador con los Secretarios de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo y Steve Mnuchin. Marcelo Ebrard tiene tablas en las relaciones internacionales.

 

CARLOS JOAQUIN  llegó ayer al Senado de la República de Ernesto Córdero, para inaugurar el Segundo Foro de Industria y Comercio Exterior de Quintana Roo.

No se vio muy cómodo cuando le preguntaron en la conferencia de prensa sobre el escenario en contra de tener al virtual Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador con la mayoría del Congreso.

Hay que trabajar con el nuevo Presidente y ojalá la mayoría de diputados y senadores sea para beneficio de ese cambio que habla, respondió y bueno, adelanto que está listo el estado para recibir como sede la Secretaría de Turismo que anunció  el virtual Presidente electo.

Para nadie es secreto que esperaba los cuestionamientos sobre la derrota que sufrieron, tanto de él de la alianza PAN-PRD, como sus amigos gobernadores priistas donde perteneció.

Se salvó y se fue en blanco que le  pudieran recordar que perdió las cuatro diputaciones federales y la fórmula al Senado con Marybel Villegas, amén de los tres municipios más importantes del estado, Cancún, con Mara Lezama, Playa del Carmen, su cuna política con Laura Beristain y la capital Chetumal.

PENISONES  DEL ISSSTE A REFINERIAS. Para el senador y líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala, propondrá a López Obrador  que los recursos de PENSIONISSSTE se inviertan en refinerías y proyectos de infraestructura para esta nueva administración.

No son cifras menores si tomamos en cuenta que al menos son unos 200 mil millones de pesos  los que tiene  en su fondo el PENSIONISSSTE, producto de la construcción de la Federación de Sindicatos que logró la primera Afore con prioridades  de inversión para petroquímica, electricidad, vivienda, carreteras y gas natural.

De paso Ayala aplaudió la descentralización de las Secretarias de Estado pues es un proyecto esperado por décadas y que sin duda le va a permitir  eficientar todo el entorno de operación regional.

Jachavez77@yahoo.com

Leave a Reply