Paulina Armería se recupera de lesión y apunta a JCC Barranquilla 2018

24

Ciudad de México, a 15 de mayo de 2018 (CONADE).-La taekwondoín mexiquense Paulina Armería Vecchi inició sesiones de fisioterapia en el CNAR, para recuperar al cien por ciento la movilidad de su mano derecha, luego de que este lunes le retiraron el yeso, que le colocaron a principios de abril, tras una operación por fractura del quinto metacarpiano.

“Tras una pelea tuve una fractura que no se detectó a tiempo y se convirtió en una fractura desplazada, por eso requerí cirugía en la que me colocaron un injerto de mi propio hueso y un clavo, y debido a esto la recuperación se extendió un poco más, pero ayer me quitaron el yeso, entonces estoy muy contenta porque ya estoy en la fase final de la recuperación, para que me den de alta”, explicó la medallista de la Universiada Mundial Taipéi 2017.

Paulina destacó que se encuentra motivada por su participación en los que serán sus primeros Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

“Serán mis primeros Centroamericanos, no pude clasificar a los anteriores, entonces estoy muy emocionada y a pesar de la lesión estreno con muchas ganas, porque  he escuchado muchas cosas de estas competencias y del ambiente que se vive”, resaltó la subcampeona de los Juegos Panamericanos Toronto 2015.

La también ganadora del Campeonato Panamericano de Taekwondo Querétaro 2016, espera estar al cien por ciento, para buscar su boleto al Panamericano 2018, que se realizará en Washington, Estados Unidos, pero es consciente de que primero debe atender su salud.

“Para los Centroamericanos si estaré recuperada, mi mente está en Barranquilla y mi mano es primero, así que tal vez no estaré para la evaluación del Panamericano, que será en unas semanas, pero por el momento me enfoco en la recuperación”, reconoció.

Paulina compartió su experiencia en el evento de Pro Barranquilla, que organizó la CONADE, en Mérida, Yucatán.

“Regresé aún más motivada de Mérida, estoy feliz por esta oportunidad, valieron mucho la pena todas las pláticas que nos dieron, para mí fue una experiencia muy padre y me sirvió mucho, al principio no conoces más que a los de tu equipo, pero al final después de verlos tres días, platicas con todos y encontrarlos después por aquí te da gusto”, afirmó.

Por último, la taekwondoín de 22 años, quien continúa con sus entrenamientos en las instalaciones del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos y Alto Rendimiento (CNAR) de la CONADE, señaló que la lesión que sufrió la hizo valorar más su carrera deportiva.

“Cuando te pasan cosas de estas es cuando más valoras lo que haces, a veces se vuelve rutinario y se te olvida lo que te costó llegar aquí y cuando de repente no puedes hacerlo, te dan muchas ganas de regresar y hacerlo, con ese amor y emoción que te produce tu deporte, te motiva y lo demás queda de lado. Esta es la lesión más fuerte que me ha tocado, nunca me habían operado, pero espero que sea de buena suerte”, concluyó la seleccionada nacional.

Deja un comentario