Viviendas dignas para comunidades indígenas

38
Foto: Kevin Emmanuel Frausto Santiago

303 familias fueron beneficiadas

Se entregó el conjunto habitacional “Cañito 80” en la colonia Refinería de la alcaldía Miguel Hidalgo

Ciudad de México. – La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX), Claudia Sheinbaum Pardo, junto al alcalde de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo de Vivar Guerra, entregaron el pasado 3 de octubre un conjunto habitacional ubicado en la calle Cañito, número 80, colonia Refinería, a 303 familias de diferentes comunidades indígenas.

Fue con los acordes de la Banda Donají y precedido de un ritual de purificación de los pueblos indígenas, que la mandataria capitalina y el alcalde de la demarcación, cortaron el listón de inauguración de las viviendas de “Cañito 80”, en punto de las 12:45 horas. Posteriormente accedieron al conjunto habitacional para conocer las instalaciones.

Después, tras una entrega simbólica de tres juegos de llaves para los ciudadanos, Silvia de Jesús, Antonio Patiño y Andrés Francisco, Claudia Sheinbaum resaltó que es un orgullo entregar esas viviendas a los representantes de 10 pueblos y lenguas que se hablan en la CDMX.

Por otra parte, comentó que la capital del país, es la ciudad más hermosa del mundo: “No hay ninguna ciudad en el mundo que tenga la representación pluricultural, que tiene la Ciudad de México. Aquí se hablan 50 de las 68 lenguas originarias de nuestro país, y además se hablan otras lenguas de personas que llegaron de otros países”, indicó.

Reiteró que, con la entrega de estos condominios, se les rinde honor a los pueblos que han estado en la ciudad por años, esforzándose y luchando, y a quienes se les tienen deudas históricas. También, apuntó que el próximo año se darán más recursos para la vivienda digna de los pueblos indígenas y su derecho al trabajo, así como la conformación de nuevos Puntos de Innovación, Libertad, Artes, Educación y Saberes (PILARES).

“Hay que hacer muchos más PILARES donde no se pierdan nuestras lenguas maternas (…) Nos vamos a poner a trabajar para ver si PEMEX (Refinería) quiere donarnos partes de estos terrenos a la Ciudad de México (…) está el compromiso de hacer diversos PILARES (…) donde el elemento central sea la conservación de nuestras lenguas indígenas”, confirmó.

Recibimiento a la Jefa de Gobierno. Foto: Kevin Emmanuel Frausto Santiago

Por su parte, el alcalde de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo de Vivar Guerra, dijo que la Jefa de Gobierno es una mujer sensible, progresista y que tiene claro que lo primordial es ir a las raíces y respetar la idiosincrasia de los pueblos originarios.

Señaló que en “Cañito 80”, vivirán en conjunto las comunidades Mazahua, Triqui, Náhuatl, Purépecha, Otomí, Xetzal, Totonaca, Mazateca y Mixteca.  Mencionó que en la alcaldía Miguel Hidalgo, se siguen hablando las lenguas maternas, y que gracias a la lucha de los diferentes grupos indígenas es que consiguieron la construcción de una vivienda digna. “Yo me comprometí con los que han encabezado esta lucha, a proponerle a la Jefa de Gobierno, la posibilidad de que pueda existir en el área de donación un PILARES indígena”, informó.

Víctor Hugo Romo y Claudia Sheinbaum. Foto: Kevin Emmanuel Frausto Santiago

En su intervención, la Maestra Ileana Villalobos Estrada, secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda, mencionó que, gracias al esfuerzo de las comunidades indígenas ahí reunidas, es que consiguieron esas “maravillosas viviendas”. Destacó el trabajo del Instituto de la Vivienda (INVI) para poner en marcha proyectos de esta índole, donde se entregaron 308 hogares, diseñados con base a la conjunción de los beneficiarios y las instituciones, “Nada de este proyecto se ha hecho de una manera unilateral, sino trabajando con ustedes, tratando de favorecer los usos y costumbres de sus comunidades”. Además, resaltó se beneficiará con esta construcción a mil 540 personas.

Una de las beneficiarias del programa, Daniela Serrano Alonso, cuestionó y señaló que los pueblos y naciones indígenas de la CDMX no cuentan con políticas públicas, jurídicas e incluyentes, que desarrollen condiciones humanas, y que los programas proteccionistas no han ayudado a la causa.

También comentó que no hay un presupuesto acorde que permita la vivienda digna e inclusión, y que a pesar de que se reconocen los derechos indígenas en la Constitución Política de la CDMX, en sus artículos 57, 58 y 59, las instituciones han hecho caso omiso de la ley y continúa la discriminación.

“El día de hoy vemos consolidado un proyecto de vivienda que dará garantías, certeza, bienestar social a 308 familias indígenas de bajos recursos. De esta lucha y resistencia el resultado será un cambio, en favor de su vida, como comunidades indígenas, porque contarán con un espacio digno”, argumentó.

Finalmente, llamó a que estas comunidades sean parte de la agenda de la Jefa de Gobierno de la CDMX y que el Congreso capitalino les tenga un presupuesto establecido.

Otra beneficiaria, Petra Ignacio Matías, mencionó que, en 2012, la Licenciada Elvira Murillo le pidió el apoyo para la gestión del proyecto de las viviendas dignas para la comunidad indígena, y que, a través de siete años, la lucha fue difícil, sin embargo, señaló que puso su “granito de arena” para lograr tener un suelo para la vivienda. Agradeció al INVI, al alcalde Víctor Hugo Romo, al arquitecto Juan Carmona, diseñador del proyecto, a las constructoras, supervisores, arquitectos y albañiles.

Además, exhortó a la Jefa de Gobierno a que se construya un PILARES en “Cañito 80” para rescatar sus lenguas maternas, educar a los niños, tener empleos para los jóvenes y mantener costumbres.

El delegado de la CDMX del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, José Luis Castro, mencionó que “Cañito 80”, fue un proyecto derivado de la gestión de 14 organizaciones indígenas, que iniciaron desde 2011, para que el 8 de marzo de 2012, realizaran un convenio para la compra de suelo y el otorgamiento de las líneas de crédito por parte del INVI. “Han pasado nueve años (…) debemos reconocer que fue a partir de su tenacidad y perseverancia que este proyecto avanzó hasta la culminación que se hace el día de hoy”, resaltó.

Llamó a que otras instituciones se sumen para el apoyo a las comunidades indígenas, para que haya más vivienda digna con la compra de suelo y edificación por parte del INVI.

“Cañito 80”. Foto: Kevin Emmanuel Frausto Santiago

Deja un comentario

Font Resize
Modo contraste