Columna ciudadana

8

Dos palomitas

La semana que se fue dejó acciones interesantes por parte del gobierno de la Ciudad de México. Después de “condenar enérgicamente” actos desdeñables de violencia a través de más de nueve meses de administración, pareciera que el discurso ha cambiado. Tanto la Jefa de Gobierno como los integrantes de su gabinete han tratado de ir por la misma línea, “no caer en provocaciones”. El 2 de octubre pasado, estudiantes, trabajadores y familiares de las víctimas del movimiento del 68, salieron a las calles a conmemorar la tragedia. Fueron resguardados por un “cinturón de paz” formado por 12 mil funcionarios, quienes vestidos de blanco mandaron un mensaje de rechazo a la violencia, sin embargo, alrededor de 100 personas realizaron actos vandálicos, la policía no reprimió ni utilizó armas. Esta decisión le dio una crítica positiva al Gobierno capitalino por la opinión pública, una palomita por la organización y el mensaje positivo que se necesita hoy más que nunca.

Por otro lado, el jueves, después de siete años de lucha, papeleos y entrevistas con funcionarios, diversos grupos indígenas recibieron 303 hogares como parte del programa “Vivienda en conjunto”, siendo esta la primera vez que se les da un hogar digno a los representantes de los pueblos originarios por parte del gobierno capitalino. Los departamentos se encuentran en la colonia Refinería en la alcaldía Miguel Hidalgo, y sin duda contar con miembros de estas comunidades nutrirá el entorno social de Tacuba. Se prometió la realización de un PILARES ahí mismo, en “Cañito 80”, o en la refinería de PEMEX. Hay que resaltar el agradecimiento de las personas beneficiarias, quienes, con música y danza, entregaron obsequios tanto a Claudia Sheinbaum como a Víctor Hugo Romo. Por lo pronto, es una decisión y acción acertada por este binomio, que deberán seguir trabajando para el bien y la protección de nuestras lenguas madres y costumbres ancestrales.

Deja un comentario

Font Resize
Modo contraste