China y México en la ciencia

66

Las noticias que he leído últimamente sobre China, me han sorprendido, sobre todo en la cuestión científica, al enterarme que dicho país esta trabajando en los siguientes proyectos.

  • Experimental Advanced Superconducting Tokamak o EAST, que busca reemplazar los combustibles fósiles con las propias estrellas, a través de fisión nuclear, donde el reactor puede alcanzar temperaturas hasta seis veces más calientes que el sol y la ventaja que este tipo de generación de energía no producirá residuos radiactivos en comparación con las centrales nucleares.
  • “Superacelerador” de partículas que buscar ir más allá del bosón de Higgs, que permitirá a los físicos investigar las partículas que componen la materia ordinaria y de la que están hechas galaxias, estrellas y planetas.

Asimismo, China se ha convertido en el primer país en llegar al lado obscuro de la luna, logrando con ello un gran avance en la exploración del universo.

Además, ha contribuido junto con la India a un planeta más verde, toda vez, que China ha llevado un ambicioso plan de reforestación, al ser responsable del 42 por ciento de las nuevas zonas verdes del planeta, según datos que se han obtenido gracias instrumento de la Nasa llamada Modis.

No obstante lo anterior, México también cuenta con grandes exponentes de la ciencia, como son:

  • La científica Gabriela León quien es Ingeniera Bioquímica Industrial egresada de la UAM Iztapalapa, creo una “súper molécula” que puede eliminar virus y bacterias como el ébola y erradicar infecciones en heridas y hospitales. Ha sido nominada por el Foro de Davos como premio a la tecnología pionera y en la ONU con la marca de sus productos pertenece a las cien empresas que pueden cambiar a la humanidad por su descubrimiento.
  • Julián Ríos a sus 17 años de edad, inventó un brasier que permite detectar el cáncer de mama a través de sensores de inteligencia artificial que promete ser más efectivo que la autoexploración y menos peligroso que la mamografía.
  • Cristóbal Miguel García Jaimes, originario de Guerrero y estudiante de Física en la Facultad de Ciencias de la UNAM, creó el acelerador de partículas más barato del planeta, con un costo aproximado de menos de mil pesos, dicho aparato fue lo suficientemente complejo como para que el CERN (siglas de la Organización Europea para la Investigación Nuclear) fijara sus ojos en el joven mexicano.

Derivado de lo anterior, es importante incentivar a los jóvenes a creer en ellos mismos, en sus sueños y proyectos, tener en cuenta que para que México logre ser un mejor país debe invertir en la investigación científica y promover la divulgación científica, que es el conjunto de actividades que interpretan y hacen accesible el conocimiento a la sociedad.

Cristóbal Miguel García Jaimes, decidió convertirse en científico tras encontrar un libro en la estantería de su casa denominado Física. Conceptos y aplicaciones, de Paul E. Tippens y Julián Ríos, se dispuso a inventar el brasier con sensores de inteligencia artificial, al acompañar a su madre en la lucha contra el cáncer de mama.

Por lo que es relevante, no permitir que los sueños de los jóvenes de convertirse en científicos se diluyan, deben fortalecerse profesional y presupuestalmente a las instituciones que apoyan a la Ciencia.

¡Haciendo las paces con el futuro!

Deja un comentario