La primera huelga del año

16

Desde el mes de diciembre pasado se anunció la agonía del sector educativo zacatecano. Las alarmas se encendieron con la falta de recursos para el cierre del ejercicio fiscal 2018, pero continúan sonando en el 2019 con la reducción presupuestal y la sequía de finanzas federales para los Colegios de Bachilleres que, este lunes impondrán las banderas rojinegras en los planteles.

Esta que será la primera huelga del año en el sector educativo afectará a 17 mil estudiantes y a 1,500 docentes y personal administrativo, al suspenderse actividades en los 41 centros de atención.

El Supdacobaez (Sindicato Único de Personal Docente y Administrativo del Estado de Zacatecas) estableció con claridad los puntos en el pliego petitorio:

a)  Retención del fondo de ahorro de los trabajadores (adeudo de las quincenas de enero y febrero, que se traduce en un recurso de 2.5 millones de pesos).

b)  Retención de las cuotas sindicales de enero y febrero.

c)  Falta de pago de dos bonos que se debieron pagar en enero a dos maestros que tienen año sabático.

 d) Falta de publicación de dos convocatorias, una referente al estímulo de personal administrativo y la otra respecto a la recategorización de personal administrativo.

e) Convenio de viabilidad financiera (14 de agosto de 2017) en el que se establecía un compromiso en el que se buscaría la viabilidad de los Cobaez en un período de tres a cinco años.

De acuerdo a las negociaciones llevadas a cabo en los últimos días solo un punto del pliego petitorio no se pudo solventar: el del convenio de viabilidad financiera, que consiste en la modificación de entre seis y ocho prestaciones para cambiarlas a la figura de prestación social, lo que significa que dichas prestaciones que se hacen a través de tarjetas, no generan Impuesto Sobre la Renta (ISR) lo que permite un ahorro que fluctúa entre 35 y 40 millones de pesos anuales.

Lo anterior implicaría un incremento presupuestal estatal que buscaría una condición peso a peso con la federación, lo cual no se ha podido cumplir.

Al respecto cabe mencionar que el gobierno federal transfirió en los últimos dos años recurso por el orden de los 268 millones de pesos anuales, en tanto que el estatal canalizó en 2018, 200 millones de pesos, pero en el presente ejercicio le redujo el presupuesto a 158 millones de pesos. Tan solo las prestaciones contenidas en el Contrato Colectivo vigente le cuestan al Cobaez 100 millones de pesos.

En la reunión sostenida en la Secretaría de Finanzas este fin de semana en la que participaron la dirección del los Cobaez y el Supdacobaez, se propuso canalizar un recurso de 40 millones de pesos pero condicionado al respeto de los lineamientos de disciplina financiera, lo cual fue rechazado por la representación sindical.

Pero la situación financiera en los Colegios de Bachilleres del Estado de Zacatecas está todavía más complicada, a causa de que durante este año 2019 la Federación no ha canalizado un solo peso a la institución, adeudo que asciende a 57 millones de pesos hasta este momento, motivo por el cual la administración estatal ha tenido que otorgar apoyos emergentes.

Aunado a lo anterior este subsistema educativo tiene problemas de deuda con el IMSS desde el año 2008, un histórico que hasta el momento asciende a 125 millones de pesos, cantidad que se viene incrementando por ausencias de pago de las cuotas obrero patronales a la institución.

Eso no es todo. Los Cobaez han puesto en una crisis de viabilidad financiera al propio Instituto de Seguridad Social y Servicios a los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac) a grado tal, que su director, Francisco Javier Martínez Muñoz, dio a conocer que la insolvencia institucional se debe a la deuda de los Colegios de Bachilleres que asciende a 503 millones de pesos.

Estas deudas que ascienden aproximadamente a 628 millones de pesos son independientes a los compromisos pactados en el Contrato Colectivo de Trabajo para cuyo cumplimiento, tendría que hacerse una canalización de poco más de 40 millones de pesos anuales al presupuesto institucional, para poder cumplir con el convenio de viabilidad financiera.

No solo los Colegios de Bachilleres atraviesan por una situación de crisis financiera, también los Colegios de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Zacatecas (Cecytez) se encuentran en una situación que podría agravarse, si es que no es atendida a tiempo, debido a los adeudos que tienen con IMSS y el SAT (Sistema de Administración Tributario) principalmente y que oscila en los 200 millones de pesos.

En este caso la federación no le ha canalizado con puntualidad las ministraciones mensuales que empezaron a fallar desde octubre del año pasado, y que en la actualidad se ha complicado por los recortes al presupuesto y a la falta de la firma de los anexos de ejecución que no contemplan, por ejemplo, el pago de los aguinaldos, entre otros aspectos laborales.

El inicio de año para la educación pública en Zacatecas en el escenario de la Cuarta Transformación, se avizora complicado para el estado de Zacatecas en el ámbito de la enseñanza de nivel básico y medio superior.

Al tiempo.

@juangomezac

Deja un comentario