La gestión del espacio público en México

58

La recuperación de espacios públicos es una tarea que el gobierno mexicano en sus diferentes niveles de gobierno (municipal, estatal y federal) ha emprendido y desarrollado de forma permanente como una medida adicional para reducir la violencia, delincuencia y adicciones en zonas urbanas con problemas sociales.

 

En los sexenios de los presidentes Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, se recuperaron 4,600 y 2,500 espacios públicos respectivamente en dependencias como la SEDESOL y la SEDATU que han trabajado de forma coordinada con gobiernos municipales y estatales. Adicionalmente los gobiernos locales también registraron programas enfocados a la recuperación o rehabilitación de parques, plazas públicas y unidades deportivas, tal es caso de la Autoridad del Espacio Público y la Agencia de Gestión Urbana en la CDMX por citar un ejemplo.

 

En este período de doce años hemos tenido avances importantes en relación a la situación física de los espacios públicos, ya que se han incorporado nuevas formas de gestionarlo en términos sociales (participación comunitaria) y diseño arquitectónico donde se refleja la incorporación de nuevas tecnologías que promueven espacios incluyentes.

 

Sin embargo, la tarea del gobierno se ve acotada por la cantidad de responsabilidades que demandan las ciudades en términos de servicios urbanos (abasto de agua, drenaje, manejo de residuos, seguridad pública, etc.) por lo que la acción de recuperar espacios públicos tiene un tiempo de ejecución y trabajo temporal y solo se centran en la recuperación física, es decir no se integra como parte de la inversión total de los proyectos, los costos de mantenimiento y  acciones sociales (eventos culturales, ferias de empleo, deportivas, etc.) posteriores a los trabajos de obra.

 

En términos prácticos la gran mayoría de los espacios públicos en México sufren un abandono posterior a las inversiones realizadas, lo que provoca en buena medida su deterioro en el corto plazo debido a la falta de una estructura organizacional y de gestión que le permita renovarse de forma permanente, adaptándose a las nuevas necesidades que se demandan para su correcto funcionamiento.

 

La recuperación de espacios públicos debe ser una tarea donde se integren a los “agentes clave” que promuevan su funcionamiento en el corto, mediano y largo plazo. Para el caso mexicano hemos tenido la presencia de organizaciones de la sociedad civil, fundaciones, empresarios y personas que se organizan y trabajan de forma coordinada con las autoridades, es decir existe una corresponsabilidad de los ciudadanos con las tareas del gobierno.

 

Bajo ese contexto, la gestión del espacio tiene que ver con la participación de estos “agentes clave” para las diferentes acciones donde el gobierno requiere la participación comunitaria. Como ejemplos podemos tener el caso del proyecto emprendido por la organización “Parques Alegres” en el municipio de Culiacán, el colectivo “Nodo Estación Creativa” en Coahuila utilizando la infraestructura desarrollada para el ferrocarril, la organización “Espacios Públicos y Parques de México S.C.” que entre sus diversas actividades promueve la recuperación de parques con el apoyo de voluntarios en el sur de México, El proyecto “HolaVecino” en Monterrey que esencialmente se dedica al fortalecimiento de la cohesión social en el territorio, la iniciativa “Ciudad Común” que a través de la implementación de talleres comunitarios que promueven la integración vecinal y el colectivo “Tomate” que realiza intervenciones urbanas con el apoyo de artistas que promueven la recuperación de zonas urbanas a través de la creación de murales.

 

El “Nodo Estación Creativa” es un proyecto donde un grupo de especialistas, empresas y fundaciones participaron en la recuperación de una antigua estación de ferrocarril para la construcción de un centro de desarrollo enfocado a la capacitación de jóvenes en las áreas del diseño y tecnología. La refuncionalización de la infraestructura subutilizada en las ciudades es uno de los retos que presentan mayor complejidad debido a las características sociales, económicas y normativas, ya que su transformación requiere un enfoque social que integre a la comunidad.

 

El modelo de intervención del “Nodo Estación Creativa” promueve la realización de obras sociales con un modelo de gestión alterno donde se integra al sector empresarial mexicano, organismos internacionales, órganos colegiados o agrupaciones de personas organizadas para rescatar los espacios públicos.

 

En la experiencia, este modelo ha tenido la cooperación del sector empresarial en proyectos sociales – comunitarios, donde la población beneficiaria participa en los trabajos de rehabilitación y expresión artística para promover la apropiación y cohesión de vecinos con el proyecto.

 

La incorporación del sector empresarial también puede ser de ayuda en el mantenimiento de parques, plazas, jardines, camellones, glorietas entre otros para tener una mayor cobertura de la infraestructura social. En ese sentido el proyecto promueve la participación activa del sector empresarial en la adopción de espacios a fin de tenerlos en óptimas condiciones para su uso y disfrute.

 

Para el “Nodo Estación Creativa” promover este tipo de sinergias con los gobiernos en el rescate de Espacios Públicos da como resultado la exposición de Empresas Socialmente Responsables (ESR) donde se promueven los productos hechos en México y se le ofrece a los fabricantes nacionales un espacio donde se puedan ser exhibidos sus productos o servicios con un proyecto social.

 

Los elementos que promueve en su proyecto van dirigidos a desarrollar espacios con un alto valor arquitectónico donde se analizan las características físicas y geométricas del espacio público que influyen sobre su éxito y su satisfacción (Accesibilidad, Concurrencia, Permanencia, Envolventes, Usos, Imagen, Confort y Sociabilidad).

 

Actualmente existe una necesidad de generar nuevos esquemas y fórmulas de gestión que considere mecanismos de intervención público – privada en la recuperación de la infraestructura social (no concesionada), donde se integre la innovación metodológica de políticas públicas y prácticas institucionales, intercambios de experiencias y acciones piloto, con un enfoque sectorial y transversal de compatibles con los instrumentos de normativos en materia urbana para la recuperación de espacios públicos en la Ciudad de México.

 

De continuar con el mismo modelo de inversión, donde el gobierno sea el único involucrado en la rehabilitación de los diversos espacios públicos de la ciudad tendremos un gran número de parques, deportivos y plazas públicas con fuertes procesos de abandono y deterioro.

 

El reto de la Ciudad de México en materia urbana nos obliga a retomar casos donde el proyecto de recuperación no solo sea  visto mediante concesiones al espacio público para garantizar su operación a lo largo del tiempo y administraciones, implica la incorporación de agentes que promuevan nuevas prácticas con respecto al financiamiento, administración y mantenimiento.

Deja un comentario