Hagamos las paces con el planeta, usemos energías limpias

31

A pesar de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) realiza actos de
inspección y vigilancia en materia de protección a las tortugas marinas en costas mexicanas y que
la misma se encuentra en veda desde 1990, esta especie se encuentra en peligro de extinción
debido al calentamiento global.
Ya que además de que esta especie muere por consumir el plástico que hay en los océanos, el
calentamiento global también la afecta en su conservación, toda vez, que la temperatura de la
arena en donde depositan sus huevos determina el sexo de la especie, si la temperatura es
elevada las crías resultaran hembras y si es más baja serán machos, debido a las altas
temperaturas en las playas originadas por el calentamiento, la mayoría de las crías resultan ser
hembras lo que pone en un riesgo el futuro de la especie.
Asimismo, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) anunció que la temperatura media
global de la superficie de la Tierra en 2018 superó en alrededor de 1,0ﹾC los niveles de la época
preindustrial (1850-1900). La ONU toma como referencia el año 1850, fecha en la cual
comenzaron a realizarse los registros sistemáticos de la temperatura, la OMM advirtió que este
2019 no luce mejor, por lo que la tortuga marina y otras especies incluida el hombre, sufrirán las
consecuencias del cambio climático.
Lo que contribuye en gran medida al calentamiento global es la emisión de dióxido de carbono
(CO2) por el uso de combustibles fósiles para generación de energía, por lo que México debe de
apostar por fuentes de energía limpia, para no favorecer al calentamiento global.
La utilización de energías limpias para producir electricidad como el viento, la radiación solar, el
calor de los yacimientos geotérmicos, la nucleoeléctrica y la proveniente de centrales
hidroeléctricas, hace que se reduzca la emisión de gases de efecto invernadero que contribuyen al
proceso del cambio climático.
Es importante señalar, que el 24 de diciembre de 2015, se publicó en el Diario Oficial de la
Federación la Ley de Transición Energética (LTE), la cual establece como uno de sus objetivos el de
prever el incremento gradual de la participación de las Energías Limpias en la Industria
Eléctrica con el objetivo de cumplir las metas establecidas en materia de generación de energías
limpias y de reducción de emisiones, dicho ordenamiento obliga a México a usar cuando menos el
35% de energías limpias en su industrial para el año 2024.
Por lo cual, será relevante que en nuestro país sigan existiendo políticas públicas que incentiven el
uso de energías limpias para la producción de electricidad, ya que será una estrategia de gran
trascendencia para no contribuir al calentamiento global y por ende el cambio climático.
Cabe decir, que México, debe de velar no sólo por la tortuga marina, sino también por las 64, 878
especies conocidas en nuestro país, ya que a pesar de que el territorio representa tan solo el 1%
de la superficie terrestre, tiene el privilegio de albergar más del 10% de la diversidad biológica del
mundo, según datos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad
(CONABIO).

Es obligación de todos los mexicanos a no contribuir con el cambio climático, este mundo esta
lleno de aves, mamíferos, reptiles y plantas que nos necesitan, ellos no pueden decidir que tipo de
energía utilizamos para generar electricidad pero nosotros como seres humanos sí.
¡Por lo que hagamos las paces con el planeta!

Deja un comentario